Normas de Escritura para la Lengua Maya (Maayat’aan)

Para formular preguntas (¿?)en lengua Maya1, no se utilizan los signos de interrogación como en español. En su lugar, se emplean palabras específicas o combinaciones que indican una pregunta. Existen 4 formas:

Primera forma:

Palabras, que por sí solas formulan preguntas:

Ba’ax¿Qué?Ba’ax ka beetik¿Qué haces?
Máax¿Quién?Máax le máako’¿Quién es esa persona?
Tu’ux¿Dónde? De lugarTu’ux kaja’anech¿Dónde vives?
Bix¿Cómo?Bix a wanil¿Cómo estás?
Bajux¿Cuánto? CostoBajux ta manaj a páawo’¿Cuánto te costo tu mochila?
Kux¿Y?Kux teech¿Y tú?
Máakalmáak¿Cuál?Máakalmáak a wotoch¿Cuál es tu casa?
Buka’aj¿Cuánto? Dimensión, tamaño, intensidad.Buka’aj síis ta wuk’aj ¿Cuántos refrescos tomaste?
Bajun¿Cuántos? CantidadBajun a waalak’ yaan¿Cuántos animales tienes?
Ke’ex ¿Dónde? De ubicaciónKe’ex túun a náajalo’¿Dónde está tu sueldo?

Segunda forma:

Una de las palabras que se combina con otras para generar nuevas formas interrogativas es: “Ba’ax”.

Ba’ax K’iinBa’axk’iin ¿Cuándo?
Ba’ax TenBa’axten¿Por qué?
Ba’ax Óok’lalBa’ax óok’lal¿Por qué razón?
Ba’ax YéetelBa’ax yéetel¿Con qué?

Igualmente, algunas palabras se combinan con pronombres o verbos para hacer nuevas preguntas.

Báax + (-en, -ech, Ø, -o’on, -e’ex, -o’ob)

Ba’ax-enBa’axen¿Qué soy?
Ba’ax-echBa’axech¿Qué eres?
Ba’ax(leti’)Ba’ax (leti’)¿Qué es él/ella?
Ba’ax-o’onBa’axo’on¿Qué somos?
Ba’axe’exBa’axe’ex¿Qué son ustedes?
Ba’axo’obBa’axo’ob¿Qué son ellas/ellos?

Máax + (-en, -ech, Ø, -o’on, -e’ex, -o’ob)

Máax-enMáaxen¿Quién soy?
Máax-echMáaxech¿Quién eres?
Máax(leti’)Máax ( leti’)¿Quién es él/ella?
Máax-o’onMáaxo’on¿Quiénes somos?
Máaxe’exMáaxe’ex¿Quiénes son ustedes?
Máaxo’obMáaxo’ob¿Quiénes son ellas/ellos?

Para saber de dónde es una persona, se utiliza el gentilicio «-il» junto con una palabra que indica quién realiza la acción.

Tu’ux + -il + (-en, -ech, Ø, -o’on, -e’ex, -o’ob)

Tu’uxilen¿De dónde soy?
Tu’uxilech¿De dónde eres?
Tu’uxil (leti’)¿De dónde es? (él/ella)
Tu’uxilo’on¿De dónde somos?
Tu’uxile’ex¿De dónde son? (ustedes)
Tu’uxilo’ob¿De dónde son? (ellos)

Pero si esta misma palabra se escribe dentro de una frase y el lugar que ocupe no sea la primera ni la última, no indica interrogación, como:

Il a wil ba’ax tu beetaj le paalo’Mira lo que hizo el niño
Ma’ in woojel bajux juntúul tsíimini’No sé cuánto cuesta un caballo

Sin embargo, si colocas esta palabra al inicio de dos frases que dependen de otra principal, en vez de hacer una pregunta, lo que haces es enfatizar el mensaje principal.

Ba’ax k’a’abet a beetike’, a chital wenelLo que debes hacer, es acostarte a dormir
Tu’ux kan meyaj sáamale’, te’ aktáanila’Donde vas a trabajar mañana, es aquí enfrente
Máax ma’ táan u bine’, a wíits’inQuien no va a ir, es tu hermanito

Tercera forma:

Las expresiones que empiezan con «jay-» y se combinan con otras partículas que describen quién realiza la acción, crean otra manera de formular preguntas.

JaykúulJaykúul p’aak ts’úukij¿Cuántas plantas de tomate se pudrieron?
Jayp’éelJayp’éel a báaxal¿Cuántos son tus juguetes?
JaytúulJaytúul a paalal¿Cuántos son tus hijos?
Jayts’íitJayts’íit kib ta manaj¿Cuántas velas compraste?
JaytéenJaytéen ta xokaj a áanalte’¿Cuántas veces leíste tu libro?
Jaymúuch’Jaymúuch’ paalal kun bin k’aay¿Cuántos grupos de niños irán a cantar?
Jayts’áakJayts’áak ta kolaj¿Cuántos mecates tumbaste?
JaymáalJaymáal ta p’o’aj le nook’o’¿Cuántas lavadas le diste a la ropa?
JaywáalJaywáal ju’un k’a’abet ti’ tech¿Cuántas hojas de papel necesitas?
JaykúuchJaykúuch si’ ta ch’akaj¿Cuántos tercios de leña cortaste?
JaywóolJaywóol sakan ta manaj¿Cuántas bolas de masa compraste?

Sin embargo, cuando ésta aparece escrita en el interior de la expresión no funciona como pregunta.

Chéen wáa jaytúul kéej tu ts’onajSólo unos cuantos venados cazó
Tin wilaj wa jaytúul baachVi unas cuantas chachalacas
Il a wil jaykúul paak’áal tu ch’akajMira cuántos sembrados cortó
Ma’ in woojel jayts’áak kin in páakti’No sé cuántos mecates voy a deshierbar

Cuarta forma:

Se formulan con la partícula wáaj, la cual siempre se coloca en el interior o al final de la expresión, pero nunca aparece al principio.

Yaan wáaj a bin ichkool¿Vas a ir a la milpa?
Yaan a bin wáaj ichkool¿Vas a ir a la milpa?
Yaan a bin ichkool wáaj¿Vas a ir a la milpa?
Ma’ wáaj ta wilaj a kiik te’elo’¿No viste a tu hermana por allá?
Wi’ijech wáaj paal¿Tienes hambre niño?
In jáal wáaj a wo’och¿Te sirvo de comer?
Ts’oya’an a walak’ peek’ wáaj¿Está f laco tu perro?
Ichkool wáaj ku bin¿Va a la milpa?
Túumben wáaj a nook’¿Es nueva tu ropa?

Es necesario incluir los signos de admiración (¡ !) porque no hay palabras adicionales que indiquen dónde se enfatiza la expresión: sorpresa, alegría, susto, entusiasmo, ánimo, enojo, entre otros.

Wáay¡Wáay! Ts’o’ok a ja’asik in wóol¡Ay! ya me asustaste
Xeen¡Xeen!¡Vete!
Lep’ a wóoli’¡Lep’ a wóoli’!¡Apúrate!

Además, hay palabras especiales que ayudan a otras a expresar algo como lo mejor de su tipo en comparación con otras. Ejemplo: Jach, seten, kalan, máan, píit, seenkech, táaj, wéek’, jeta’an, jéet, patan, báaj, seen, utsil, jolon y otras.

Estas pueden denotar el estado anímico del sujeto de la acción tales como: alegría, susto, tristeza, prestancia, decaimiento, ánimo, desencanto, enojo.

Sáansamal jach ki’imak in wóolTodos los días estoy muy contento
¡Sáansamal jach ki’imak in wóol!¡Todos los días estoy muy contento!
Le xanaba’ jach jats’utsEste zapato está muy bonito
¡Le xanaba’ jach jats’uts!¡Este zapato está muy bonito!
Jach táaj seten píitmáanja’an u ta’abil le janala’Está muy retepasada la sal de esta comida
¡Jach táaj seten píitmáanja’an u ta’abil le janala’!¡Está muy retepasada la sal de esta comida!

Extracto del Libro Normas de Escritura para la Lengua Maya

  1. Denominación de la lengua que se encuentra consignada en el «Catálogo de las Lenguas Indígenas Nacionales: Variantes Lingüísticas de México con sus autodenominaciones y referencias geoestadísticas», publicado en el Diario Oficial de la Federación el 14 de enero de 2008.1 ↩︎